martes, junio 18

CIDH destaca la reducción de la pobreza y de la exclusión en el territorio nacional

CIDH

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) destacó los avances de Bolivia en la disminución de la pobreza, desigualdades y la exclusión social con la nueva CPE, pero ve la polarización política como un desafío.

Cohesión social: el desafío para la consolidación de la democracia en Bolivia es el informe de la CIDH que analiza la situación de derechos humanos en el país, con base en lo observado durante la visita in loco del 27 al 31 de marzo de 2023, los desafíos estructurales, así como los principales avances y retos pendientes desde la anterior visita, realizada en 2006.

Informe

La comisión enfatiza en que desde 2006 Bolivia experimentó una serie de importantes transformaciones sociales basadas en reclamos históricos.

Estas fueron recogidas en la Constitución Política del Estado de 2009, que introdujo un amplio catálogo de reconocimiento de los derechos humanos con perspectiva de descolonización, despatriarcalización y garantía de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales (DESCA), indica una nota de la CIDH.

En esta línea resalta como resultado la disminución de la pobreza y la exclusión social, principalmente en áreas rurales. “Los índices económicos reflejan una reducción de las desigualdades en Bolivia desde 2005, particularmente en las áreas rurales del país. Las estadísticas sobre marcadores sociales reflejan una reducción en las brechas de acceso a alumbrado eléctrico, agua y saneamiento, así como aumentos en el índice de desarrollo humano, atribuibles a las políticas públicas para la reducción de la desigualdad en áreas rurales, mayormente habitadas por los pueblos indígenas originario campesino”, detalla el informe de la CIDH.

El documento también señala la persistencia de la debilidad institucional histórica, agravada por la intensificación de la polarización política, y analiza cómo este fenómeno social agrava la conflictividad, habilita la escalada de violencia y genera condiciones para violaciones de derechos humanos en el país, como ocurrió en 2019.

Al respecto, el informe ratifica que sí hubo una vulneración grave a los derechos humanos y que deben subsanarse.

Cancillería

La ministra de Relaciones Exteriores, Celinda Sosa, destacó que el informe de la CIDH reconoce que la Constitución Política del Estado de 2009 introdujo un amplio marco de derechos humanos con perspectiva de género, el reconocimiento de los pueblos indígenas, afrodescendientes y la plurinacionalidad como máxima expresión de la inclusión social.

También reivindicó el compromiso del país con los derechos humanos.