martes, julio 16

Cuatro consejos de seguridad vial para reducir accidentes e impulsar la responsabilidad al volante

seguridad vial

Al menos 13.600 accidentes de tránsito se registraron en lo que va del 2023, siendo los más afectados los varones en un rango de edad entre los 18 a 45 años. ¿Qué se puede hacer para concientizar y revertir esta realidad?

Las cifras preocupan: entre enero y septiembre de 2023, al menos 10.889 personas en Bolivia resultaron heridas y 1.084 murieron a causa de un hecho de tránsito; ya sea una colisión, choque, atropello, vuelco, entre otros. Así lo registra el Observatorio Boliviano de Seguridad Ciudadana y Lucha contra las Drogas (OBSCD).

De acuerdo con el reporte de este observatorio dependiente del Ministerio de Gobierno, en ese mismo periodo de tiempo se han registrado 13.637 accidentes de tránsito, principalmente en el área urbana, siendo los más afectados los varones del eje troncal de Bolivia entre 13 y 45 años de edad.

Carola Barzón, directora de Personas de Imcruz, aseguró que como empresa del sector automotriz están comprometidos en desarrollar políticas y acciones que concienticen a la población sobre la responsabilidad que tiene el conductor antes, durante y después de subir a un vehículo y cómo una omisión o una negligencia puede desencadenar en una tragedia familiar.

“La seguridad vial es una responsabilidad compartida, pero sobre todo una obligación de quien toma el mando al conducir un vehículo. Es importante que aquel conductor conozca las reglas de tránsito, tenga empatía por el peatón, haga los mantenimientos preventivos y correctivos al motorizado y que sus pasajeros le acompañen a cumplir esto”, asegura.

El Instituto de la Salud de la Infancia y de Desarrollo Humano (NIH) de Estados Unidos comparte al menos cuatro estrategias de seguridad vial que pueden evitar muchas tragedias y cambios en la salud pública:

1. Evite distraerse con el celular mientras conduce

Una de las principales causas de los accidentes es la imprudencia reflejada en la falta de atención. Cualquier cosa que impida que el conductor preste total atención a la carretera es una distracción, principalmente el teléfono celular, ya sea para mandar texto, un audio, contestar una llamada o simplemente mirar un mensaje, van a reducir la capacidad del conductor para identificar y reaccionar ante posibles problemas en la ruta. De acuerdo con la Organización Luchemos por la vida “tras minuto y medio de hablar por el móvil -incluso manos libres- el conductor no percibe el 40% de las señales, su velocidad media baja 12%, el ritmo cardiaco se acelera bruscamente durante la llamada y se tarda más en reaccionar ante cualquier cruce por delante”, expresan.

2. Reducir la velocidad

El exceso de velocidad, sin duda, además de ser una infracción con sanción, es otra de las causas principales que ocasionan accidente. En las zonas urbanas, los usuarios más vulnerables comparten el mismo espacio con vehículos potentes y pesados, por lo que los límites de velocidad en esas zonas no deben superar los 50 km/h, tal y como reconocen los consensos internacionales de buenas prácticas, según menciona el estudio “La velocidad y los siniestros viales”, publicado por la OMS. “Un aumento del 5% en la velocidad promedio conlleva un aumento aproximado del 10% en los choques con víctimas que sufren lesiones, pero un aumento del 20% en los que producen víctimas mortales”, aseguran.

3. Use obligatoriamente los cinturones de seguridad

No es opcional ni tampoco algo que se pueda considerar según la comodidad. El uso del cinturón de seguridad al conducir protege a los conductores y a los pasajeros de sufrir lesiones y evitar la muerte. Para las personas en el asiento delantero, el cinturón de seguridad reduce hasta en 60% el riesgo de muerte en caso de un accidente, mientras que riesgos de traumatismo leves y graves bajan hasta en 45%. Igualmente, para los pasajeros reduce el riesgo de muerte a 25% y de traumatismos en 75%. Si se añade a esto, el uso de los airbags incorporados en los vehículos de última generación el riesgo de lamentar tragedias reduce considerablemente.

4. No conduzca si va a consumir alcohol

El alcohol afecta a la mayoría de las condiciones físicas y psicológicas necesarias para una conducción segura. Conducir con un grado de alcoholemia por debajo de los grados legales no siempre quiere decir que estemos en las condiciones ideales para hacerlo. Con 0,5 gramos de alcohol en la sangre, el riesgo de accidente se duplica, puesto que tendrá reflejos disminuidos, mala apreciación de las distancias y una sensación errónea de la velocidad. El alcohol empieza a detectarse en la sangre a los 5 minutos de consumirlo y alcanza sus máximos entre los 30 y 90 minutos siguientes. La fatiga, la somnolencia, la ansiedad o el estrés afectan sobre el grado de alcoholemia.

En el marco del Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tránsito, Inchcape Américas, que ahora es Imcruz, ha lanzado un programa de capacitación en manejo defensivo y prevención de siniestros viales para sus colaboradores, con el fin de promover la seguridad vial en la región. “Desde Imcruz invitamos a los conductores, pasajeros y peatones a reflexionar sobre su responsabilidad al movilizarse y a contribuir a ciudades más seguras y responsables. La seguridad vial depende de todos y cada vida cuenta” concluye Barzón.

Si quiere conocer más de Imcruz y sus políticas de Sostenibilidad puede visitar:

Nuestras sucursales   https://www.imcruz.com/sucursales/