martes, junio 18

La importancia de velar por la salud mental de los colaboradores en el ámbito laboral

SALUD

Las empresas tienen un papel fundamental al momento de crear espacios de trabajo positivos, con procesos que contemplen y velen por la salud mental de los colaboradores  

El 10 de octubre se conmemora mundialmente el Día de la Salud Mental, una fecha promovida por la Federación Mundial de la Salud Mental para concientizar sobre una temática que aun continua siento tabú en la sociedad.

Los trastornos mentales están dentro de las cinco primeras causas de enfermedad en América[1] y una de cada ocho personas lo padecen, afectando diversos aspectos de la vida diaria. Particularmente en el ámbito laboral, en donde el entorno puede tornarse competitivo o estresante y desencadena situaciones de mucha presión sobre los trabajadores, es donde los profesionales de salud invitan a enfocarse para crear hábitos más positivos que creen espacios comprensivos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, las dificultades de conciliación de la vida personal y laboral son uno de los principales factores de riesgo para la salud mental de los trabajadores ya que no sólo los afecta a ellos sino también el bienestar de toda la familia.

Por esa razón es que, en los últimos años, velar por la salud mental de los colaboradores se ha convertido en un tema central para diversas compañías. Contar con programas de apoyo y estructuras adecuadas que fomenten el cuidado, facilitan la integración de los colaboradores y es clave para una adecuada gestión empresarial. 

La salud mental en el trabajo debe concebirse desde un enfoque integral a través del cual se contemple el terreno personal, familiar, laboral y económico.  Para la OMS, los entornos de trabajo seguros y sanos no solo son un derecho fundamental, sino que también tienen más probabilidades de minimizar la tensión y los conflictos en ese ámbito y mejorar la fidelización del personal, así como el rendimiento y la productividad laborales.

Empresas que marcan el ejemplo

Desde hace ya varios años que la empresa Kimberly-Clark ha adoptado diversas medidas para promover el cuidado de la salud mental de sus colaboradores, planteando una rutina de trabajo más flexible y empática. Este modelo fue implementado en todas las oficinas de América Latina con una guía de “reglas de oro” para equilibrar el flujo de actividades laborales con la vida personal. Las medidas incluyen viernes con jornada de trabajo más corta, previsión de intervalos entre reuniones esto con el fin de que la gente pueda dar la atención necesaria a los hijos, prohibición de agendamiento de reuniones en el horario del almuerzo, además de un día al mes sin reuniones para que el colaborador pueda concentrarse en otras tareas.

“En el marco del Día de la Salud Mental reforzamos el propósito primordial de cuidado con nuestra gente. En Latinoamérica, se cuenta con un calendario de Bienestar Regional, en el cual el pilar emocional aborda la salud mental de manera integral; incorporándolo en diversos programas y actividades de la compañía.” Asegura Marina Yabor, directora de Recursos Humanos de Kimberly-Clark América Latina. “Además, contamos con un equipo de salud en las instalaciones, los cuales velan por que se ejecuten los programas preventivos, se disponga de personal especializado para la atención de casos de urgencia, y puedan promover un ambiente sano física y mentalmente” agrega Yabor.

Desde la empresa, eligieron algunas fechas durante el año como la semana del Bienestar LAO donde se abarcan los diferentes pilares de la estrategia de bienestar de la compañía con actividades al aire libre, charlas y talleres prácticos para continuar reforzando la importancia del cuidado de la salud mental de sus colaboradores y establecer momentos de vinculación positiva.

Además, cuenta con programas como “Cuenta Konmigo” destinado a la asistencia al empleado y familiares donde pueden canalizar temas psicológicos, financieros, nutricionales y legales y el Programa regional de Riesgo Psicosocial a través del cual se evalúan factores psicosociales intra y extralaborales para la formación de comités multisectoriales locales para actuar sobre los puntos identificados.

“Las personas pasan gran parte de sus días en sus oficinas y lugares de trabajo. Por eso, asegurarnos de crear espacios adecuados donde se fomente la colaboración, la contención y el cuidado de la salud mental debe ser una prioridad en la agenda de todas las empresas” concluye Yabor.