domingo, junio 23

Presidente llama a defender la patria, la unidad y desterrar el odio, racismo, discriminación y apetitos de poder

ARCE

Al conmemorar los 50 años de fundación de la Escuela Naval Militar “Eduardo Avaroa Hidalgo“, en Carcaje – Cochabamba, el presidente Luis Arce llamó a la unidad del pueblo boliviano para defender la patria, desterrar el odio, racismo, discriminación y los apetitos de poder “que envenenan el alma nacional”.

“No olvidemos la historia, solo el pueblo unido es capaz de enfrentar los más grandes desafíos, solo en unidad podremos avanzar por la senda del desarrollo y del crecimiento, solo unidos seremos fuertes (…). La unidad es la lucha constante y permanente por desterrar de nuestros corazones y de nuestras mentes, el odio, el racismo, la discriminación y los apetitos de poder que envenenan el alma nacional”, afirmó a tiempo de llamar a las Fuerzas Armadas a estar junto y al servicio de su pueblo.

Afirmó que “el amar a la patria como si se tratara de la extensión de uno mismo y querer a su gente como si se tratara de la familia propia”, es algo que no supieron comprender personajes como Mariano Melgarejo, Aniceto Arce o Eliodoro Camacho (…), historia que se repite en la actualidad en los afanes balcanizadores de la antipatria, que tratan de impedir que Bolivia se constituya en el eje central sudamericano, vertebrando océanos, lagos, ríos hacia ambos mares (Atlántico y Pacífico).

“Esta fecha es propia para reconocer y advertir que, de la misma forma que la historia sabe reconocer el error y la gloria de sus héroes, de sus militares patriotas y de sus mártires, también sabe recordar a quienes prefirieron sus intereses al sacrificio por la patria”, rememoró.

El país, dijo, necesita más que nunca del esfuerzo conjunto de todo su pueblo y junto a él de sus Fuerzas Armadas para impulsar la industrialización del litio y de los recursos naturales, frente a un contexto internacional marcado no solo por las reconfiguraciones geopolíticas que darán paso a un nuevo orden multipolar, sino también por la demanda de recursos estratégicos, minerales y tierras raras para la exploración espacial, la industria 4.0 y las nuevas tecnologías.

A estos se suma el agravamiento de la crisis climática, provocada –de acuerdo con Arce– por el capitalismo expoliador.

Agregó que dicha crisis va empujando a la economía mundial hacia la transformación de la matriz energética como el litio, recurso estratégico, no solo para consumar dicho cambio, sino también para impulsar el desarrollo tan anhelado de la sociedad y el bienestar de los pueblos.

“Por ello, debemos preservar nuestra constitución y la propiedad del Estado sobre los recursos para el pueblo boliviano. No permitiremos que ningún tipo de diferencias, acciones internas y externas nos dividan, este momento histórico lo debemos enfrentar todos juntos y hacia un solo objetivo, la consolidación del Estado Plurinacional, proyectando a Bolivia hacia el siglo XXI junto a sus Fuerzas Armadas”, sostuvo Arce.

Afirmó que los conceptos de soberanía, integridad, territorio y democracia con el pueblo son palabras fáciles de entender, pero que muchos fracasaron en ejercer en la práctica, ya que sobrepusieron sus intereses por encima de la patria.