domingo, junio 23

Presidente promulga la Ley de Modificaciones al Presupuesto General del Estado 2023

presidente

El presidente Luis Arce promulgó, este miércoles, la Ley de Modificaciones al Presupuesto General del Estado (PGE) 2023, en beneficio de los gobiernos subnacionales que esperan —luego de una demora en la aprobación por parte de legisladores— los recursos para ejecutar proyectos en favor de sus regiones.

A las 22.12 de ayer, y con dos tercios de votos, la Asamblea Legislativa Plurinacional sancionó la Ley de Modificaciones al Presupuesto General del Estado 2023 y lo remitió al Órgano Ejecutivo para la respectiva promulgación.

“Hoy es un día importante para el pueblo boliviano, no solamente por la promulgación de esta Ley de Modificaciones del Presupuesto General del Estado 2023, porque, como lo sienten nuestros hermanos alcaldes, son recursos adicionales que se asigna con respecto al presupuesto inicial que es aprobado cada año”, dijo el Jefe de Estado.

Recordó que todos los años el Ministerio de Economía, junto con otros ministerios, hace esfuerzos por aumentar los ingresos del Estado, lo que se traduce en el incremento de recursos económicos a mediados de año para los municipios. Con ese fin, el Ejecutivo envía a la ALP un proyecto de ley para hacer efectivo ese aumento.

En ese contexto, resaltó que ese incremento adicional se da gracias a que se generan más ingresos en el Estado, “más allá de lo que se había presupuestado inicialmente”.

En comparación con la situación actual, recapituló el escenario que se enfrentó en 2021, durante la pandemia por el Covid-19, cuando del ingreso establecido, inclusive, se generó menos.

En esa línea, afirmó que el incremento del presupuesto a los municipios es una prueba clara de lo que “muchos tratan de ocultar”, de que “la economía está mejorando, de que hay más ingresos que se distribuyen a los municipios, a las gobernaciones y, por supuesto, el Gobierno nacional también utiliza esos recursos no para embolsillarnos, sino para generar inversiones, programas y proyectos que benefician al pueblo boliviano”.

Afirmó que ése es el factor principal que impulsó a los alcaldes y a las organizaciones sociales a reconocer a “quiénes están boicoteando y bloqueando a los que quieren el desarrollo” con un doble discurso.

“Por una parte, dicen que la economía está mal, pero, por otra parte, allá donde están los recursos, donde hay que inyectar en la economía recursos, se oponen. Esa es la simple verdad, quieren que sus pronósticos sean autocumplidos”, expresó.