lunes, junio 24

Arce agradece a España, Chile y Ecuador por ayudar en repatriación de 19 bolivianos de Israel

Arce

El Gobierno nacional concretó la repatriación de 19 connacionales que, por distintas razones, se encontraban en Israel al momento de estallar el conflicto bélico con Palestina, informó el presidente Luis Arce.

“Hasta el momento, gracias a exitosas gestiones diplomáticas con cancillerías, ya son 19 connacionales que fueron repatriados y se encuentran en territorio boliviano”, aseguró en un mensaje por sus cuentas en redes sociales.

Por la solidaridad y el apoyo brindado en este operativo, agradeció a los gobiernos de España, Chile y Ecuador porque, afirmó, “permitieron poner a salvo a nuestros compatriotas bolivianos del lugar de conflicto”.

“Continuamos trabajando por el bienestar de nuestros compatriotas”, aseguró.

El primer grupo en retornar a territorio boliviano fue de 12 turistas que arribó el viernes 13 de octubre a la ciudad de Santa Cruz. El conflicto interrumpió los vuelos comerciales y los turistas bolivianos pudieron ser evacuados desde territorio israelí gracias a un vuelo humanitario facilitado por el Gobierno de España, tras gestiones de la delegación diplomática de Bolivia.

El sábado 14 de octubre, un grupo de cinco personas con residencia en Israel y a la vez con nacionalidad boliviana arribó a territorio nacional. La salida de la zona de conflicto pudo realizarse gracias a la colaboración del Gobierno de Chile.

Según el reporte del Viceministerio de Gestión Consular e Institucional (VGCI), sobre los 58 turistas connacionales que se encontraban en la región de Eilat (al sur de Israel), se informó que salieron por frontera terrestre vía Jordania rumbo a su capital Amman. De los contactos realizados se conoce que tomaron vuelos desde ese lugar con diferentes destinos, entre ellos Europa, como vía para retornar hasta Bolivia.

Mediante la representación diplomática boliviana en España, se hicieron gestiones con las autoridades para que puedan ingresar a Madrid 25 connacionales sin tener problemas con las autorizaciones y controles de migración. El Ministerio de Relaciones Exteriores continúa monitoreando la situación, pero al estar fuera de la zona de conflicto la situación resulta de menor complejidad.