domingo, junio 23

Caso Miguel Ángel: la portera del edificio consumió bebidas alcohólicas con los amigos de la víctima

Miguel Ángel

El caso de Miguel Ángel, el joven bachiller de 18 años, consternó al país, ya que tras su muerte fue botado en un contenedor de basura por sus supuestos amigos con los que consumía bebidas alcohólicas en un edificio ubicado en la calle Calatayud, La Paz.

Una de las adolescentes involucradas aprovechó su cargo de portera del edificio y la ausencia de los dueños del inmueble para consumir bebidas alcohólicas en el lugar con los otros menores de edad. La joven tenía su cuarto en el último piso.

“En el edificio, los dueños de casa no estaban, no viven en ese lugar, solo estaba una menor de edad que actuaba como portera, que tenía su cuarto en el último piso, es la que abrió las puertas y todo”, dijo Álvaro De La Cruz, abogado de la familia de Miguel Ángel a Urgente.bo.

En medios de comunicación y redes sociales circulan audios donde se escuchan las voces que pertenecen a adolescentes varones. En medio de desesperación y miedo relatan lo sucedido, admiten que el error fue caer en la palabra de una de las jóvenes. La adolescente que vivía en el edificio, pues al intentar llamar a la Policía, ella les dijo que no, por el miedo de que la echen del inmueble.

Uno de ellos admitiendo su error expresa lo siguiente: “Sé que ha sido un error, no sabíamos qué hacer, hemos dicho, ‘llamaremos a la Policía, ¿o vamos?’, porque aquí nomás era el retén en ambulancia, (…) pero la chica estaba rogando, estaba diciendo: ‘a mí, me van a botar de esta casa, soy huérfana’”, se escucha en el audio.

“Tengo entendido que (la adolescente que vivía en el edificio) es una persona huérfana”, confirmó De La Cruz e indicó que hay otra persona mayor de edad que también fue involucrada en el hecho, pero que esta se defiende en libertad, ya que no estaba presente cuando ocurrió el incidente.

“Hay una persona más, si bien ha brindado su declaración, esta ha quedado en libertad, según las declaraciones no estaba en presencia o en el momento que sucedido el hecho”, sostuvo.

Ante la consulta, ¿había otras personas en el edificio?, el jefe de la División de Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), René Tambo, indicó a Urgente.bo que las investigaciones continúan y están en proceso de la toma de declaraciones.

“Estamos en la toma de declaraciones, desde el propietario, para ver si viven ahí, si hay inquilinos, propietarios, cuidadores o en qué situación se encuentra el bien inmueble”, aclaró Tambo.

La familia no encuentra consuelo por la pérdida de su ser querido y exige justicia. De La Cruz indica que la hipótesis que manejan es que la víctima fue empujada al vacío, caída que le quito la vida.

“Según la hipótesis de parte de nosotros y parte de la familia establece de que no ha sido un accidente, que esto fue provocado o planeado y que Miguel Ángel falleció porque lo empujaron”, dijo.

El abogado indicó que como parte jurídica tienen el plazo de 90 días para conseguir más pruebas y lograr tener la certeza de que es lo que sucedió en el momento del hecho. Por el tiempo indicado, los adolescentes acusados de la muerte de Miguel Ángel fueron enviados a centros de reintegración.

“Vamos a solicitar ampliación de declaraciones. (…) Nosotros como estrategia estamos viendo las declaraciones, los actos investigativos porque aún falta las investigaciones”, añadió.

La Policía no dio a conocer ninguna hipótesis sobre el caso, aguarda tener todas las declaraciones del lugar del hecho y su procesamiento.

“De acuerdo a todo lo que tengamos recién emitiremos un criterio. (…) Estamos en una etapa preliminar dentro la investigación para poder dar a la sociedad y a la familia la realidad de que es lo que ha pasado”, dijo Tambo.

Miguel Ángel fue reportado como desaparecido el pasado 4 de diciembre y tras investigaciones el 11 de diciembre pasado el mediodía, canes especializados de la Policía encontraron el cuerpo del joven en el botadero de Alpacoma.

Fuente: Urgente.bo