domingo, junio 23

El Presidente destacó la estabilidad económica y apuntó a centrar esfuerzos en la producción, pese a ser la vía más difícil

Presidente

En su mensaje de Navidad, el presidente Luis Arce agradeció a los bolivianos y bolivianas por ponerle el hombro al país y dijo que, aunque es el más difícil, el país avanzará por el camino de la producción porque es correcto. “A través de esta política construiremos una economía de base ancha y diversificada, abordando de manera integral los problemas estructurales de la economía por el lado de la producción, que es más difícil, pero es el camino correcto; ese es el país que queremos y estamos construyendo”, explicó en un mensaje televisado por Navidad.


“En lo que va de este año hemos recuperado la estabilidad, certidumbre y esperanza, y los esfuerzos ahora estarán volcados a avanzar y consolidar la política de la industrialización con sustitución de importaciones para sentar las bases de la nueva Bolivia y enfrentar de manera estructural los problemas económicos”, añadió.
En esta fecha que se recuerda el nacimiento de Jesús, Arce aseguró que el Gobierno tiene como uno de sus objetivos avanzar en la erradicación de la pobreza con políticas como la construcción de un país industrializado, con más de 150 industrias, que dará valor agregado a los recursos naturales y generará ingresos y empleo.


“Ahora nos concentraremos en consolidar nuestra política de industrialización con sustitución de importaciones, pilar fundamental en nuestro modelo económico social comunitario productivo”, destacó en alusión al modelo que tiene como otro pilar la redistribución de la riqueza.
Justamente el modelo que encara la actual administración articula lo económico y social. “Caminemos y trabajemos unidos hacia una Bolivia con mejores y mayores oportunidades para todos, priorizando siempre a los sectores más vulnerables”
, reflexionó.


De hecho, los indicadores económicos alcanzados hasta el momento son positivos y ubican a Bolivia entre las tres economías de la región con mayor crecimiento. Desde el Gobierno se prevé cerrar esta gestión con hasta 2,7% de crecimiento en un contexto externo de crisis.


“Hemos avanzado mucho, pero también hemos enfrentado obstáculos tanto externos como internos, alguno de ellos ya los estamos superando y otros los superaremos progresivamente”, aseguró y llamó a los bolivianos a tener “la seguridad y tranquilidad de que su gobierno nacional seguirá trabajando incansablemente”.


Arce deseó feliz Navidad y unidad a las familias bolivianas.