martes, junio 18

En Bolivia identifican seis rutas del contrabando de tabaco, la evasión tributaria supera los Bs 60 millones

BOLIVIA

La actividad comercial empieza a las 05h00, antes de que los primeros rayos del sol lleguen a Bermejo, un municipio de Tarija y vecino de Argentina, en el sur de Bolivia.

El comercio es intenso y desde ambos lados de la frontera. Argentinos utilizan las “chalanas” (barcazas) para arribar a puerto boliviano y hacer compras, y también vender.
Roxana (nombre ficticio), es una mujer de aproximadamente 45 años. Se levanta de madrugada, antes que despierten sus dos hijos, para abrir su negocio de venta de coca, cigarrillos y algunas bebidas, como lo hacen muchas otras familias.

Aunque con reticencia revela que los cigarrillos que comercializa le llegan de forma “irregular”, pero es parte de su negocio y es una mercadería muy solicitada por su bajo costo.

Es oriunda de Potosí, llegó a esta zona fronteriza como turista hace ya mucho. Le sorprendió y conquistó el movimiento económico, donde vio una oportunidad. Junto a su hermana decidió establecerse en este territorio ajeno a sus costumbres y cultura, e iniciar un negocio.

Formó su familia, pero mantiene sus costumbres y está orgullosa de su origen. Sus ojos negros oscuros, sus largas trenzas y, sobre todo, su acento la delatan, es parte de la población migrante.

“Este es un municipio de migrantes”, asegura con la certeza que le da su entorno y la realidad que está a simple vista.

Hace 15 años se dedica al comercio. El cigarrillo es uno de los productos que se comercializa con intensidad en esta región limítrofe, sobre todo, al por mayor.

¿Dónde se puede comprar cigarrillos al por mayor? Roxana hace una pausa en la charla ante la interrogante. Se toma unos segundos y cuenta que este y otro tipo de productos puede encontrarse en la zona denominada “La Chalana”, un puerto que lleva el nombre de las embarcaciones que cruzan el río que hace de frontera natural entre Bolivia y Argentina.

La “Chalana”, es un punto de cruce fronterizo diurno muy utilizado por bolivianos y argentinos. Está a sólo 5 km del Puente Internacional Aguas Blancas – Bermejo y a unos 208 km de la ciudad de Tarija.

Río arriba también están las denominadas “gomeras”, lugar donde embarcaciones hechas con llantas y otros elementos se dedican a transportar mercadería de contrabando entre ambos países, sobre todo por la noche.

Según la Cámara Nacional de Industrias (CNI), en coordinación con el Viceministerio de Lucha Contra el Contrabando (VLCC), se identificaron seis rutas del mercado negro del tabaco.

Se trata de Pisiga, en Oruro; Villazón en Potosí; hito Villazón – Boyuibe, entre Santa Cruz y Chuquisaca; Ibibobo, Bermejo y, justamente, Bermejo en Tarija.

Los controles del Comando Estratégico Operacional (CEO) del VLCC, la Aduana y otras instituciones no son suficientes para controlar la ilícita actividad. Los contrabandistas de tabaco están organizados y evitar ser capturados con la ayuda de los “loros” (informantes de los contrabandistas) y con “grupos de reacción”.

El contrabando de cigarrillos en Bolivia genera una evasión impositiva (Iva Importaciones y Gravamen Arancelario) mayor a los Bs 65 millones al año y es internado a suelo boliviano a través de contrabando organizado, contrabando hormiga y camuflaje en carga.

Operativos de militares y personal de la Aduana detectaron que gran cantidad de tabaco ilegal ingresa a Bolivia desde Paraguay e incluso procedente de Asia, vía Chile, con destino a terceros países, aunque también parte se queda y comercializa en Santa Cruz, La Paz y El Alto.

Ante esta situación, el Viceministerio de Lucha Contra el Contrabando intensificará y reforzará los controles en las rutas alternas en Tarija, Oruro y Santa Cruz.

“Hemos ido corrigiendo el despliegue que van a tener las Fuerzas Armadas (…), se hará un mayor despliegue de efectivos en lugares fronterizos”, informó el viceministro de Lucha Contra el Contrabando, general Daniel Vargas.

El lote de cigarrillos de contrabando incautado en lo que va de este 2023 alcanza los Bs 38.868.979, según reporte oficial.

“Son seis rutas que hemos identificado en la frontera con Paraguay, principalmente. Hemos hecho un despliegue de las Fuerzas Armadas y del Comando Estratégico Operativo de Lucha Contra el Contrabando para realizar esta actividad (operativos)”, indicó en entrevista con ABI.

Informen oficiales dan cuenta que desde enero hasta octubre se realizaron 22 operativos con resultados exitosos, al haberse incautado más de Bs 38 millones en tabaco.

“Todo este contrabando de cigarrillos ingresaría por el hito Villazón, Ibibobo, Yacuiba y Bermejo, esa es la ruta del ingreso de producto de contrabando proveniente de Paraguay”, explicó.

En Bermejo alrededor de 600 familias están dedicadas al traslado de diversos productos entre ambos países, reconoció el alcalde de Bermejo, Irineo Flores.

ABI verificó que tanto bolivianos como argentinos incurren en este traslado de mercadería ilegal, “contrabando hormiga”, utilizando neumáticos como embarcaciones improvisadas e importante capacidad de carga.

Flores informó que por un acuerdo entre ambos países existe “frontera abierta” para el consumo personal de la población fronteriza, por lo que la mercadería ingresada no debería ser en gran cantidad, acopiada o salir fuera de Bermejo.

“Tenemos frontera abierta con Argentina, donde hay pasos ilegales, no solamente por el puente internacional y la Chalana. Tenemos frontera abierta tanto por el río Tarija y el Río Bermejo (…) por cualquier parte del río; por falta de agua en este momento es transitable y se aprovecha la gente, aprovecha la noche para pasar por lugares no autorizados”, reconoció el alcalde.

Puerto único de control

Está en diseño un proyecto para la construcción de un Puerto Único, que reúna a todas las instituciones de control fronterizo, Fuerzas Armadas, Senasag, Migración, Policía y Aduana. La propuesta será presentada al presidente Luis Arce.

“La intención de este proyecto es centralizar todas las instituciones involucradas en frontera y todos los servicios de las chalanas. El problema que tenemos es la proliferación de los gomones”, admitió en alusión a ese otro grupo de personas que está dedicado a la internación de productos argentinos pro pasos no autorizados.

Pese a que se tiene puntos estratégicos de control en Bermejo como en Candado Grande, Mamora y el Puente Internacional, los dedicados a esta ilícita actividad se dan formas para evadir los controles.

“Se hace el trabajo, pero no al 100%, tenemos que concienciar que el contrabando es ilegal y se tiene que cambiar en algún momento”, manifestó.

En un recorrido por diferentes lugares de la zona fronteriza se identificó al menos 15 marcas de cigarrillo ilegal: Hills empaque azul y verde, Vip, Rodeo, Meridian, Dover, Convair, Dovair, Ministier, Bill, Récord, Rave, Kp, Carnival.

El precio de los paquetes varía en función a la marca y el lugar de venta. Puede encontrarse desde Bs 165 y Bs 250 el paquete de 30 cajetillas, aunque esta referencia puede variar en función al tipo de cambio del peso de Argentina, país golpeado por una fuerte inflación.

Roxana conoce de la situación que se vive en Argentina y es consciente de que “no se debe guardar billetes del vecino país porque se devalúa con facilidad”.

Si bien un grupo de comerciantes interna y acopia productos de contrabando, entre cerveza, cigarrillos y otros para el consumo interno-municipal, existe otro organizado que lo hace en grandes cantidades para distribuirle en el resto del mercado nacional, en desmedro de las importadoras legales.

A metros del negocio de Roxana, está otro de mayor dimensión y con mayor stock de productos. En el transcurso del día le llegan que son almacenadas en dos tiendas. Apenas terminan de descargar cierran las persianas de metal.

La situación es similar en otras regiones fronterizas, las pequeñas o grandes organizaciones que se dedican al contrabando ganan el apoyo y protección de la gente, muchos trabajan con ellos, ya sea como informantes o grupos de choque.

“Recurrentemente estamos viendo el ataque que sufren los funcionarios de la Aduana y los efectivos militares de parte de la gente que actúa con explosivos o armamento, eso dificulta el trabajo. Algunas poblaciones a favor del contrabando no miden consecuencias”, reveló Vargas.

“La instrucción que tenemos es no enfrentarnos con la población, es decir, no tener un enfrentamiento entre bolivianos, a pesar de que tenemos nuestro procedimiento de uso de la fuerza”, explicó.

Estos grupos ilegales tienen estructuras con las que operan. Tienen grupos de avanzada y de choque para entrar en acción de ser descubiertos. Utilizan “miguelitos” para esparcirlos en la carretera y neutralizar alguna persecución

La prevención y concientización es una de las áreas en las que se pondrá mayor atención. Se alista una Cumbre Contra el Contrabando en Bermejo, con la participación de más de 14 instituciones.

“El contrabando tiene sus delitos conexos con el narcotráfico, la trata y el tráfico de personas, la migración ilegal, tráfico de divisas; es por eso que haremos la cumbre”, explicó Vargas.

La iniciativa y proyecto de construir un “Puerto Único de Control” podría ser presentado en las próximas semanas.

En Bermejo vamos a plantear una zona portuaria con todas las instituciones del control para frenar el ingreso y la salida de productos. En dos semanas esto ya será público, será significativo, Bermejo será un ejemplo para ciudades fronterizas de nuestro territorio”, destacó y pidió a otros municipios ejecutar una lucha conjunta.
Operativos exitosos

Uno de los operativos exitosos fue realizado el 28 de agosto en Cuevo (Santa Cruz), donde se interceptó tres camiones con acople que trasladaban una gran cantidad de cigarrillos proveniente de Paraguay, por un valor superior a los Bs 2 millones.

Desde el sector industrial se plantean diferentes estrategias de lucha contra el contrabando, entre ellas la municipalización de la lucha contra este ilícito; la reducción del valor de 200.000 a 50.000 UFVs en el valor del tributo omitido comisado en la Ley 2492 para tipificar al contrabando con sanción penal.

Además de la reactivación del Consejo Nacional de Lucha contra el Contrabando, presidida por el Ministerio de Economía, y mayor interdicción en fronteras y campañas de comunicación y concienciación entre la población respecto a lo “Hecho en Bolivia”.

Según los datos de la Cámara Nacional de Industrias el contrabando de la industria tabaquera representa el 18% del mercado en Bolivia.

Lo que significa una afectación impositiva de Bs 65.000.000. Además, que esta actividad pone en riesgo a más de 800 familias productoras de tabaco, más de 500 empleos directos y más de 20.000 empleos indirectos.