martes, junio 18

Gobierno incauta más de 8 toneladas de cocaína en el golpe más grande de la historia al narcotráfico

narcotráfico

Las sustancias controladas tenían como destino los Países Bajos, en Europa.

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, dio a conocer el operativo de interdicción al narcotráfico más grande de la historia con una incautación de 8 toneladas con 776 kilogramos de cocaína que tenían como destino los Países Bajos, en Europa.

El Grupo de Inteligencia y Operaciones Especiales (GIOE), dependiente de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), ejecutaron el operativo denominado ‘Baldosas’, en Oruro, interceptando un camión que transportaba tableros de madera curupau y tajibo, este cargamento pertenecía a la empresa Maexa SRL y tenía que ser exportado hacia Europa.

La mercadería que estaría transportando esta organización criminal tenía un peso bruto de 22 toneladas con 306 kilogramos de madera. Luego, separando la madera que no estaría contaminada de la madera impregnada con sustancias controladas, hemos podido determinar que hemos logrado secuestrar al narcotráfico un total de 8 toneladas con 776 kilogramos de clorhidrato de cocaína”, detalló el ministro Del Castillo.

Las investigaciones determinaron que la madera que pretendía salir del país estaba enmascarada hábilmente con cocaína. La empresa señalada se creó el año 2007 y ha realizado exportaciones a Alemania, China, Bélgica, Bosnia y Francia.

Producto del operativo ejecutado la Policía Boliviana logró la aprehensión de cuatro personas vinculadas con el delito de narcotráfico: Eloy David Ticona Mamani, Daniel León Janco de la Cruz, Alex Pedraza Ferrufino y Armando Gutiérrez

Aguirre, todos ellos con un grado de participación en el intento de envió de droga hacia el viejo mundo.

El daño económico al narcotráfico generado por este operativo supera los USD 500 millones, constituyéndose en uno de los golpes más significativos en la historia del país entorno a la lucha contra el tráfico de sustancias controladas.

Fuente: Ahora el Pueblo