lunes, junio 24

La zona Sur de La Paz amanece con inundaciones y vías intransitables

ZONA SUR

 Luego de que se registraran lluvias torrenciales durante la noche de ayer, varios barrios de la zona Sur paceña despertaron inundados por el rebalse de los ríos Choqueyapu y La Paz. Debido a esto, vías importantes tuvieron que cerrarse, lo que creó gran congestionamiento.

Una de las regiones más afectadas fue la compuesta por los barrios Amor de Dios y Aranjuez, que se encuentran camino a Mallasa. El alcalde Iván Arias visitó la zona durante la tarde y fue interpelado por los vecinos, quienes exigieron que el municipio colabore de forma más eficiente.

Horas antes, el secretario municipal de Resiliencia y Gestión de Vulnerabilidades, Juan Pablo Palma, dio a conocer que mucho de lo avanzado en cuanto a trabajos de reparación en ambas zonas se perdió.

“Todo el trabajo que se ha venido haciendo estos días en el sector de Aranjuez y Amor de Dios se ha perdido casi por completo, apenas hemos podido ingresar con maquinaria a las 02.30 y hemos empezado a trabajar nuevamente. Vamos a ingresar de a poco las maquinarias, siempre tomando las medidas de seguridad que correspondan”, concluyó la autoridad edil. Las vías de ingreso al sector tuvieron que cerrarse.

Según datos del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP) la avenida Costanera también tuvo que ser cerrada al tráfico, desde la calle 15 hasta la calle 17 de Obrajes más el sector de Las Cholas.

Esto para que se pudieran hacer trabajos de limpieza y retiro del material de arrastre que se produjo del rebalse del río Choqueyapu por las fuertes lluvias de la madrugada.

“Desbordó el Choqueyapu en cuatro lugares con una fuerza impresionante en la (calle) Cero, luego en Las Cholas. El agua pasó por el puente Amor se Dios, nos destrozó todo el trabajo que hicimos en estos días en la parte de abajo, la Plaza de la Mujer igual con mucho material de arrastre”, informó el secretario municipal de Resiliencia y Gestión de Vulnerabilidades, Juan Pablo Palma.

Además de estos destrozos también hubo problemas en la 17 de obrajes, donde se presentó la fuga de agua potable por un daño en una tubería matriz. Todos estos destrozos dejaron a la zona Sur con pocas vías habilitadas para el tránsito de la población, lo que generó grandes trancaderas en las principales calles y avenidas, sobre todo en las horas pico de la mañana.

Desde la declaración de emergencia municipal, el Gobierno nacional colabora con el GAMLP con todos los trabajos requeridos para evitar que más personas pierdan la vida y sufran daños en sus hogares, como en los espacios públicos.

Según detalló Edmundo Novillo, se tiene disponible un presupuesto de Bs 42 millones para enfrentar los estragos producidos por las lluvias.